Sus resultados de búsqueda

Cómo organizar tu nevera para ahorrar y no tirar comida

Publicado por amendoza en 03/09/2019
| 0

¿Alguna vez te has encontrado en la situación de tener que tirar alimentos estropeados por quedarse en el fondo de la nevera? Se trata de un hecho altamente repetido en cada hogar del mundo, que tristemente tiene su repercusión en los recursos y en los ahorros. Es más, de acuerdo a la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimento en todo el mundo.

Si la respuesta a esta pregunta es sí, sigue leyendo esta publicación porque te vamos a dar  unos consejos para organizar tu nevera. De esta manera, evitarás el desperdicio de alimentos y por consiguiente, esto se traducirá en un ahorro de dinero. Y lo mejor, ¡no te llevará más de 15 minutos!

Si mantienes alimentos saludables en tu casa, ¡comerás alimentos saludables! El truco está en asegurar que puedas ver tus opciones y así no se echen a perder antes de llegar a ellas. Comencemos:

7 consejos para organizar tu nevera

Sin acudir a la cocina, ¿sabrías responder a qué tienes actualmente guardado en el frigorífico? Frente a las dudas, necesitarás una buena organización de los alimentos que conserves. Así pues, siempre sabrás qué tienes disponible, qué te falta y, sobre todo, no comprarás productos “de más” en el supermercado. A continuación, te damos algunas recomendaciones para organizar tu nevera y el entorno que rodean la conservación de los alimentos:

  1. Puedes colocar libros de cocina o pequeños electrodomésticos sobre la nevera, pero nunca tengas comida ni bebida encima del frigorífico. Es habitual ver algunos alimentos como pan, vino o cajas de cereales en la parte superior en la parte superior de la nevera. Sin embargo, se trata de un error puesto que los alimentos, en este lugar, se pueden echar a perder debido al calor que desprende el electrodoméstico.
  2. Los alimentos y las bebidas que no requieran cocinarse debes ubicarlos en los estantes superiores del frigorífico. Mantén las sobras, las bebidas y los alimentos listos como el fiambre para comer en este estante. También puedes almacenar hierbas frescas en los estantes superiores, en recipientes de vidrio con agua para evitar que se marchiten.
  3. En los estantes inferiores, el espacio más frío de tu refrigerador, son perfectos para alimentos que requieren cocinado, como proteínas y cualquier ingrediente crudo.
  4. En cuanto a los cajones que tienen las puertas de las neveras, lo ideal (por su ubicación) para los artículos que no perecen fácilmente, así como mermeladas, condimentos, mantequilla y semiconservas. Presta atención también a los cartones de leche que suelen acumularse en esta parte.
  5. Acerca de los cajones de la nevera, son el lugar ideal para frutas y verduras, siempre separadas. Si tienes dos cajones, designa uno para frutas y otro para verduras. A medida que la fruta madura, esta produce etileno que puede acelerar la maduración de otros productos, incluso causando que algunos se pudran o germinen. Si observas que algún alimento comienza a deteriorase, retíralo rápidamente: es cierto lo que se dice que solo se necesita una manzana podrida para arruinar las demás.
  6. ¿Sabías que algunos artículos no deben colocarse dentro de la nevera? Algunos alimentos se vuelven harinosos o se vuelven sin sabor cuando se refrigeran. Mantén los siguientes artículos a temperatura ambiente: tomate, patata, ajo, cebolla, calabaza, melón, aguacate, aceite de oliva y café.

Cambia tus hábitos para ahorrar y no desperdiciar comida

Ser conscientes de los productos que tenemos en la nevera y conocer cómo necesitan conservarse nos hará ahorrar y no desperdiciar comida. Se trata de cambiar poco a poco algunos hábitos que tenemos establecidos, siempre en nuestro propio beneficio.

  • No satures tu nevera.
  • Guarda todos los alimentos en ‘tuppers’ de cristal o en papel film, de tal forma que puedas ver su contenido a simple vista y no tengas que abrir los recipientes, ya que los alimentos se pueden estropear con los cambios de temperatura.
  • Limpia tu nevera, los estantes y el interior de los cajones para frutas y verduras con un limpiador natural. El uso de limpiadores con productos químicos agresivos, ingredientes artificiales y fragancias pueden dejar un residuo desagradable que luego puede ser absorbido por los alimentos.
  • Prueba una solución de limpieza natural simple como el vinagre y el agua. Usa tres partes de agua caliente y una parte de vinagre para hacer tu solución de limpieza.
  • Mantén la temperatura de la nevera a 4.5°C.

Una nevera limpia es esencial para impedir que bacterias y moho proliferen en los alimentos. Como hemos indicado, la clave para evitar tirar alimentos y así ahorrar dinero es organizar los artículos de tal forma que se coloquen delante aquellos que necesitan cocinarse o comerse antes.

Ten en cuenta también a la hora de comprar, revisar las fechas de caducidad de los alimentos y comprar con conciencia. Si sigues estos consejos, no solo tendrás una nevera organizada, sino que no te sentirás culpable por desperdiciar comida y, además, ahorrarás dinero.

 

Fuente: GRUPO PSN

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.