•   

Sus resultados de búsqueda

¿Cómo ahorrar energía eléctrica en casa?

Publicado por admin en abril 29, 2020
| 0

El precio de la luz no ha dejado de subir en los últimos meses y parece que dicha situación no va a cambiar por el momento. Entre los factores que afectan a esta subida de la luz, podemos encontrar algunos externos sobre los que no podemos actuar (falta de lluvias y viento), pero existen otro tipo de factores sobre los que sí podemos poner solución, aquellos relacionados con nuestros hábitos de consumo de la electricidad, optimización de la potencia contratada….

Se acerca el invierno (“the winter is coming”), por lo que lee muy atentamente este artículo si quieres ahorrar energía eléctrica en casa.

Resumen:

  • ¿Por qué ahorrar en el consumo eléctrico?
  • Trucos generales para el ahorro de energía eléctrica
  • Como ahorrar electricidad en invierno
  • ¿Como ahorrar electricidad en verano

¿Se puede ahorrar en el consumo de luz de tu hogar?

Aunque no nos demos cuenta, estamos acostumbrados a derrochar energía diariamente dejando enchufado el cargador del móvil una vez finalizada la carga, encender todas las luces de golpe, sobrepasarnos con la temperatura interna del hogar…. El primer paso que debemos dar para poder ahorrar en el consumo, es tomar conciencia del derroche diario al que estamos acostumbrados.

Respondiendo a la pregunta inicial, sí es posible ahorrar en el consumo de luz en el hogar, aunque no siempre es fácil ya que para ello tendremos que cambiar muchos hábitos de consumo e incorporar nuevos comportamientos, que al principio, pueden parecernos complicados de seguir. Dependiendo del tipo de hogar y del tipo de consumo, puedes conseguir ahorrar con aparatos eléctricos que aparentemente tienen un gasto mayor de energía, por tanto, un coste mayor. Este es el caso de la calefacción de calor azul ya que es una alternativa interesante en segundas residencias, o en viviendas con muy poco consumo de calefacción.

¿Cuánto consume de media en la factura de la luz un hogar en España?

Hay muchos factores que influyen en el consumo medio del hogar, y por tanto, en su factura final, desde los hábitos de consumo, la cantidad de personas que residan en el hogar y hasta la potencia contratada (cantidad de aparatos eléctricos o electrodomésticos que pueden estar conectados a la vez).  La media de gasto en energía de un hogar español se sitúa en 900 euros anuales. A continuación, podrás ver una tabla con la media del gasto bimensual de un hogar en la factura de la luz, detallando la cantidad de personas que conforman la vivienda y la potencia contratada.

Personas en la viviendaPotencia contratadaFactura media cada dos meses
1 persona3,45 KW70,95 EUR
2 personas3,45 KW
4,6 KW
98,60 EUR
106,55 EUR
3 personas (1 hijo)4,6 KW117,30 EUR
4 personas (2 hijos)4,6 KW
5,75 KW
127,80 EUR
135,73 EUR
5 personas (3 hijos)5,75 KW153,95 EUR

¿Por qué debemos ahorrar en nuestro consumo eléctrico?

La mayoría de los hogares empiezan a ahorrar en su consumo para reducir el importe de la factura a final de mes. Pero aparte de ahorrar por un motivo económico, existen otras razones iguales o más importantes que debemos tener en cuenta:

  • La energía se agota: la mayoría de la energía proviene de fuentes de energía de origen fósil (carbón y petróleo principalmente) y la inversión, apuesta y aceptación de las energías renovables es más lenta que el consumo de toda la sociedad. Si el ritmo de consumo es mayor que el de producción (ya sea con fuentes de energía de origen fósil o de origen renovable) llegará un punto que no se podrá producir energía.
  • Proteger al medio ambiente: ahorrar energía es la forma más fácil de cuidar al medio ambiente. Con menor consumo, menor será el gasto en recursos energéticos de las fuentes no renovables y a la vez.
  • Evitar el aumento de contaminación: ahorrar el consumo de energía afecta directamente a la producción de la misma. En la producción de energía es el período de mayor contaminación al medio ambiente y en la atmósfera. Por eso, el ahorro energético puede ayudar a desacelerar y reducir el impacto del cambio climático y al efecto invernadero.

Trucos para ahorrar energía en casa

Al principio, ahorrar energía puede parecer complicado, pero con el tiempo verás que solo era cuestión de empezar a ponerlo en práctica. En Podo queremos incentivar el ahorro energético entre nuestros clientes y por ello, queremos ofrecerte una serie de consejos y trucos que te permitirán ahorrar en tu factura de energía mensual.

Desenchufa todo lo que puedas

Entender cómo ahorrar luz en casa con trucos empieza por evitar todo aquello que se hace mal a diario, como dejar siempre conectados algunos dispositivos o elementos. Cuando no estés utilizando los aparatos eléctricos intenta desenchufarlos. Siempre hay un mínimo de energía que se pierde mientras el cable esté conectado al enchufe (consumo fantasma), por eso es recomendable no dejar enchufado nada que no haga falta.

Optimiza la potencia contratada

Está demostrado que en España una gran cantidad de usuarios tiene contratada una potencia eléctrica superior a la óptima para sus necesidades. ¿Quieres informarte sobre este tema? Te recomendamos que leas nuestro artículo que explica detalladamente “cómo cambiar la potencia eléctrica contratada”

Apuesta por la discriminación horaria

Todas las comercializadoras ofrecen la posibilidad de contratar una tarifa que discrimine entre horas de mayor y menor consumo. Esto es lo que se conoce como discriminación horaria, e implica que, durante algunas horas del día, el precio de la energía descenderá hasta el mínimo, aunque durante otras tendrá un precio superior. Modificando los hábitos de consumo para consumir más energía durante las llamadas horas valle (en las horas más baratas), la reducción de la factura será más que evidente, una gran forma de ahorrar luz en casa.

Optimiza el uso de electrodomésticos

Los electrodomésticos actuales cuentan con programas específicos para ahorrar energía durante su funcionamiento. Si los tuyos son demasiado antiguos, quizá sea hora de cambiarlos, pero si son modernos, son muchas las cosas que puedes hacer para ahorrar. Infórmate de todo lo que necesitas saber sobre el consumo de electrodomésticos.

Usa los electrodomésticos de forma inteligente

Uno de los grandes consejos para ahorrar energía en casa es utilizar los electrodomésticos de forma inteligente. Apuesta por los programas ECO y por utilizarlos en las horas valle de tu tarifa de discriminación horaria, y verás cómo ahorrar luz eléctrica en casa no es tan complicado.

Apaga las luces

Parece un consejo muy obvio, pero siempre tenemos encendidas más luces de las que necesitamos en casa. Dicho gasto puede suponer un 20% del consumo de electricidad en una vivienda, por lo que te recomendamos que cuides este detalle. Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia a la hora de conseguir un ahorro importante en la factura de luz de tu vivienda.

Sustituye las bombillas tradicionales por LED

Quizá no hayas pensado en sustituir tus bombillas como idea para ahorrar energía eléctrica en casa. Sin embargo, las bombillas LED son una alternativa muy a tener en cuenta para el ahorro energético y económico. Estas son más caras, pero consumen 10 veces menos que las bombillas corrientes y tienen una vida útil más larga, por lo que a medio plazo amortizarás la inversión con creces.

Ajusta el gasto en calefacción

Otra de las formas de ahorrar energía en casa es ajustar el gasto en calefacción, algo que durante el invierno consume una gran cantidad de energía. Procura mantener una temperatura adecuada y no subirla demasiado, además de evitar acciones como abrir las ventanas durante mucho tiempo.

Utiliza alfombras y cortinas

El frío y el calor se transmiten a través de las ventanas y suelos, por ello la utilización de alfombras y cortinas será efectiva para eliminar puntos fríos. Sorprendentemente, este consejo te puede suponer un ahorro en la factura de la luz del 20%. Un correcto aislamiento de la vivienda es clave para ahorrar energía y recursos a la hora de mantener la vivienda a una buena temperatura.

No calientes la casa cuando esté vacía

A todos nos gusta llegar a casa y que esté a una buena temperatura, pero cuidado con derrochar demasiado. La recomendación es programar la calefacción 20 minutos antes de que lleguemos. Ese tiempo será suficiente para que la vivienda esté caldeada, pero sin el derroche que supone que la calefacción esté todo el día encendida.

No te des duchas largas

A todos nos gusta darnos duchas de media hora, pero si lo que quieres es ahorrarte cientos de euros al año, empieza a reducir el tiempo. Además, si tienes contratada una tarifa con discriminación horaria puedes ahorrar duchándote por las noches. Lo mismo ocurre en el caso de los baños, llenar una bañera de agua caliente supone un gasto muy elevado, por lo que la recomendación es que no lo hagas salvo ocasión muy excepcional.

Lava con agua fría

Calentar el agua implica necesariamente un consumo de electricidad para conseguir elevar la temperatura. Lavando con agua fría, eliminas ese gasto energético directamente, sin variar el resultado para tu ropa. Los detergentes actuales son muy potentes incluso en agua fría. Además de esta forma cuidarás más los tejidos y los colores de las prendas.

Formas de ahorrar electricidad dependiendo del período del año

Todos los consejos anteriores te servirán para ahorrar durante todo el año, pero además, si incorporas otras pautas y hábitos de consumo específicos tanto en invierno como en verano, puedes conseguir reducir aún más tu consumo (y tu factura).

Ahorrar electricidad en invierno

Para ahorrar en energía eléctrica durante el invierno deberás tener en cuenta una serie de factores. A continuación, te contamos los más importantes.

Mantén la temperatura entre 18 y 21 grados

Mantener una temperatura agradable (entre 18 y 21 grados) durante todo el día es vital para ahorrar electricidad. Además, cuando enciendas la calefacción no la subas al máximo, deja que la temperatura vaya aumentando de forma progresiva y constante. Si dispones de un termostato programable, ajústalo para que se encienda unos 20-25 minutos antes de tu llegada al hogar, así cuando llegues la temperatura será ideal.

Mantén las persianas subidas durante todo el día

Aprovecha al máximo las horas de sol para calentar tu hogar de forma natural. Eso sí, cuando el sol se ponga, baja las persianas y echa las cortinas (si dispones de ellas) para mantener la temperatura conseguida durante el día. Esto, te ayudará a reducir el tiempo de uso de la calefacción o de los calentadores eléctricos.

Abre las ventanas a primera hora

Ventilar el hogar es una acción importantísima para tu hogar, es imprescindible renovar el aire del interior tanto por tu salud como por el ahorro. Por eso, cuando ventiles hazlo a primera hora de la mañana (con la calefacción apagada para evitar la fuga del calor) y durante 10 minutos. Eso sí, durante esos 10 minutos abre todas las ventanas, si hubiera corriente, puedes reducir el tiempo de ventilación.

Revisa el aislamiento de la vivienda

La mejor forma de ahorrar es manteniendo la temperatura agradable el máximo de tiempo posible, por ello, antes de llegada del frío comprueba que la vivienda dispone de un aislamiento de ventanas, puertas y paredes en perfecto esto. Un mal aislamiento puede suponer una pérdida de calor del 30%, y por tanto, un incremento del uso de los calentadores o calefacción durante más tiempo.

Ahorrar electricidad en verano

Para ahorrar en energía eléctrica durante el verano deberás tener en cuenta una serie de factores relacionados con la temperatura de la vivienda, sobre todo. A continuación, te contamos los más importantes.

Mantén la temperatura entre 22 y 25 grados

Mantener una temperatura agradable (entre 22 y 25 grados) durante todo el día es vital para ahorrar electricidad en verano. Además, cuando enciendas el aire acondicionado no pongas la mínima temperatura, deja que la temperatura vaya disminuyendo de forma progresiva y constante. Si dispones de un aire acondicionado programable, ajústalo para que se encienda unos 20-25 minutos antes de tu llegada al hogar, así cuando llegues la temperatura será ideal.

Utiliza el Modo ECO del aire acondicionado

Los dispositivos de aire acondicionado más modernos disponen de un modo ECO que ajusta su consumo en cada situación, se va graduando de forma automática para mantener siempre la temperatura ideal. El modo ECO puede suponer hasta un 40% menos en consumo de energía. Si estás pensando en instalar un aparato de aire acondicionado, toma nota.

Mantén bajadas las persianas durante todo el día

Al contrario que en invierno, evita que el sol radie con fuerza en las ventanas del hogar. Por ello, mantén las persianas bajadas durante las horas de sol y las ventanas también, así evitarás que el frío logrado en el interior se escape por las ventanas. Es importante que coloques el aparato de aire acondicionado en las zonas de mayor sombra y con una buena ventilación, en un lugar donde no reciban calor de ninguna fuente directa.

Ventila por la mañana y tras la caída del sol

Al igual que en invierno, ventilar la vivienda es algo imprescindible, tanto para la salud como para el ambiente. Si ventilas la casa a primera hora y lo repites al caer el sol, estarás refrescando el ambiente de la vivienda (eso sí, si al caer el sol la temperatura es muy elevada, puedes esperar a que disminuya para ventilar el hogar).

Dudas frecuentes sobre ahorro de energía doméstico

Todos estos consejos que te hemos facilitado con anterioridad te servirán para reducir el consumo energético en tu hogar. Pero además, sabemos que existen diferentes temas que pueden traer controversia sobre si sirven para ahorrar en el consumo energético o no. A continuación te vamos a aclarar los más habituales.

¿El ‘Stand By’ de los aparatos electrónicos es efectivo?

Cuando los aparatos electrónicos se encuentran en ‘Stan By’ siguen consumiendo energía. La energía que consume es mínima (puede llegar a representar el 10%) pero la sigue consumiendo para aquellos pequeños indicadores que señalan que el aparato está en ‘Stand By’ o consumo fantasma. Si lo que quieres es reducir el consumo energético, y hacer un consumo responsable, te recomendamos que no dejes ningún aparato en ‘stand by’ y que lo apagues de forma completa y lo desconectes de la corriente eléctrica. Cualquier aparato enchufado a la red sigue consumiendo Kw, y por tanto, sigue aumentando el consumo del hogar en tu hogar.

¿Cómo se puede ahorrar electricidad con un termo eléctrico?

La mejor forma de ahorrar electricidad con un termo eléctrico es la más sencilla: reducir el tiempo de la ducha y del uso del agua caliente. Aun así, existen diferentes alternativas de materiales auxiliares que pueden ayudarte a ahorrar en el consumo del termo, cosa que se verá reflejado en tu factura de luz. Cómo, por ejemplo, disponer de unos perlizadores para taponar los orificios de los grupos, o recubrir el termo con una tela efectiva que lo aislará del exterior, e incluso ubicarlo en el interior de la vivienda (lo más cerca del baño posible para facilitar su canalización).

Hay que tener en cuenta que el consumo del calentar eléctrico dependerá del uso qué le des y de los hábitos de consumo que tengamos. Cambiando pequeñas acciones, como por ejemplo encender y apagar el calentador al utilizarlo o disminuir la temperatura del agua interna y del calentador, podrás ahorrar en el consumo del termo eléctrico.

Cámbiate de compañía eléctrica

Si después de cambiar tu comportamiento energético y empezar a reducir tu consumo, tu factura de la luz no termina de convencerte, te planteamos que realices un cambio de comercializadora. Tras la liberalización del mercado eléctrico existen nuevas alternativas, como Podo. Por ello te animamos a que utilices nuestra calculadora de electricidad y compruebes en primera persona y en menos de dos minutos lo que puedes llegar a ahorrar con nosotros. Además, seguiremos dándote consejos y herramientas para que puedas seguir reduciendo tu factura de luz, y también de gas.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Buscar Propiedades

    + MÁS FILTROS +

Comparar

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola!
En que podemos ayudarte?